Arquitectos, escultores, pintores, todos debemos volver a laartesanía, pues no existe un arte como profesión. No existeninguna diferencia esencial entre el artista y el artesano. El artista es un perfeccionamiento del artesano. La gracia del cielohace que, en raros momentos de inspiración, ajenos a su voluntad, el arte nazca inconscientemente de la obra de su mano,pero la base de un buen trabajo de artesano es indispensablepara todo artista. Allí se encuentra la fuente primera de la imaginación creadora”.

Walter Gropius 1919

Más información