Identidad y moda

Si hay algo fundamental en la moda es sin duda la identidad. Y porqué digo esto, según la define el diccionario de la RAE  es el conjunto de rasgos propios de un individuo que lo caracteriza frente a los demás  y también como conciencia que  una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.

       

Indudablemente nuestra indumentaria es la primera forma de reivindicar esa identidad frente a nosotros mismos y frente a los demás. Buscamos nuestra propia identidad eligiendo nuestra ropa según nuestros gustos particulares como son las formas, el estilo, los colores , las prendas o los tejidos.

                 

Por otro lado nos reafirmamos frente a los demás tomando una identidad colectiva, consciente o inconscientemente, es decir buscamos asemejarnos al menos en la apariencia al grupo o colectivo al que pertenecemos o queremos pertenecer.

                                       

Grupos alternativos, pijos, punks, bohemios, surferos, raperos, ejecutivos, maduros, tennegers…

     

Si algo hemos aprendido en esta pandemia es que nos vestimos tanto o más para los demás que para nosotros mismos. Aunque creamos que tenemos claro nuestro estilo nos determina mucho nuestras actividades y frente o con quien vamos a estar y no te vistes igual si vas a pedir un préstamo al Banco que una noche con tus amigos de concierto aún siendo la misma persona. Quieres no destacar, quieres tener ese sentimiento de pertenencia al grupo a  través de tu ropa.

Esperando para una entrevista de trabajo

Diane Kruger de concierto

Asistentes al Festival de Coachella

 

Y sin embargo una corriente musical y estética nueva reivindica la afirmación de tu identidad propia como norma d estilo. Y esa corriente es el Trap.

Bad Bunny de concierto lleno de logos de Louis Vuitton

Bad Gyal

Billie Eilish con un bucket  de Luis Vuitton

 

Estaba el pasado lunes viendo el programa de Maestros de la costura, al que estoy enganchado y presentaban la tendencia del estilo Trap que vino desde Atlanta hasta España y del que son buenos representantes Rosalía, C.Tangana, La Zowie o Bad Gyal, esta última hizo su aparición en el programa y como representante de esta corriente poligonera de luxe, lo definió como el estilo cuyo santo y seña es reafirmar tu personalidad y tu identidad a través de tu indumentaria.

 

Rosalía

 

C Tangana                                                                                           La Zowi

 

Al margen de lo que opinen los demás e incluso de lo que opine tu propio espejo, arriesgando en tus estilismos en los que lo que más importa es lo que quieres expresar. Es decir sabes que tu inspiración viene del chándal y zapatillas deportivas y no te importa porque denota tu origen de working class pero como también eres una nueva estrella en vez de ocultarlo lo adornas para dejarlo evidente con mucho oro, complejo superado de nuevo rico, la piel y el pelo de animal pero eso sí en su versión ecológica y falsa y en colores fluorescentes y llamativos y con accesorios de marcas reconocidas y caras y muy visibles para demostrar tu nuevo poderío económico. Las uñas tamaño XXL dejan patente que ya no eres una chica trabajadora y te puedes permitir llevarlas porque no realizas trabajos con tus manos y tienes a alguien que ahora hace incluso las tareas domésticas por ti.

Cardi B

Rosalía y sus uñas

Las marcas evidentemente han encontrado un filón en todos estos artistas y su legión de seguidores y firmas nuevas que centran toda su producción en ropa trap están triunfando como son Grimey, DNGRS o New Era, otras clásicas de deporte de toda la vida que parecen haberse redescubierto y convertido en iconos son Kappa, o Adidas, ahora utilizadas para vestir a diario. Los complementos son esenciales, las zapatillas deportivas, las gorras, las cadenas y demás bisutería excesiva, las gafas de sol excéntricas…

Al final arriesgas en tu estilo y buscas tu identidad, aunque ciñéndote dentro del estilo de esta nueva tribu urbana lo que no deja de ser un contrasentido para marcar tu propia identidad ¿o no?

¿Buscar la identidad para lograr la semejanza?

 

Pablo Merino

 

 

 

 

 

6 comentarios en «Identidad y moda»

  1. Buen articulo como siempre .
    Mi pregunta es: Que pasa con la identidad de marca?? En este caso hablo de Louis Vuitton. Siempre fue una marca de lujo con su “charme” y personalmente creo que esto que hace ahora es una vulgaridad.

    Responder
  2. Pablo, muchísimas gracias por este artículo y por hacernos caer en la cuenta del concepto de identidad propia y su expresión utilizando la moda para ello.
    Conjugar ropa e identidad propia de cada cual no es tarea fácil, lleva su tiempo y ajuste a lo largo de la vida y es bueno que evolucione.
    Los profesionales como vosotros ayudáis muchísimo con vuestras prendas y asesoramiento que reafirman la personalidad a través del sentirse favorecido o no.
    Sobre el TRAP género músico-moda, lo que reivindica es la obscena ostentación, el lujo hacia afuera (dudo que por casa lleven esos colgantes de oro puro y esas uñas impracticables hasta para ir al excusado) y directamente el pésimo gusto acompañado de gestos ofensivos con las manos, de poses y bailes provocativos innecesarios a todas horas, intentando normalizar un estilo directamente opuesto a la elegancia y como dices tu sin identidad, en serie.
    Los barrios bajos o bajos fondos, los polígonos industriales son nichos de creatividad siempre que procuran superar una realidad injusta.
    En este caso parece que lo que se reivindica es el regodeo en el chándales pero con oros, diamantes y poca ropa.
    La creatividad inicial en el estilo musical ha dado paso a la zafiedad total, acompañado de operaciones estéticas potenciando el culto al cuerpo. Eso si entre ellos se versionan, se repiten y tiran de acordes que nos recuerdan a momentos gloriosos en la música y en la explosión de nuevos iconos de identidad moda como Cindy Lauper, Madonna, David Bowie, Culture Club, Prince, etc…

    Responder
    • Gracias por tu extensa respuesta Cristina, veo que es un tema que no deja indiferente a nadie, está claro que los referentes de esta época poco tiene que ver con anteriores.

      Responder

Responder a Pablo y Mayaya Cancelar la respuesta