Pierre Cardin genio y dinero

Esta semana murió Pierre Cardín a los 98  años después de una larga y desde luego apasionante vida. Nacido en Italia como Pietro Cardine, se trasladó a Francia por motivos económicos, quizás esta primera experiencia le marcara para toda la vida porque la búsqueda del negocio y el dinero fue una constante vital, gran empresario, visionario de todo lo que pudiera generar beneficios y desde luego un genio de la costura.

Pronto empezó en la moda dentro de la casa de Elsa Schiaparelli y posteriormente en el taller de Christian Dior, quiso entrar en Balenciaga pero no fue posible. Genial, ambicioso, visionario y muy trabajador creó su propia casa de costura con éxito y le aceptaron dentro del exclusiva Chambre Syndical de la Haute Couture, la cámara sindical de la alta costura francesa con sus exigentes reglas.

Muy pronto observó que las mujeres con su incorporación al mercado laboral estaban abandonando la alta costura y necesitaba esa nueva clase media ropa para vestir a diario hecha por un maestro. Hizo una primera colección de chaquetas para los almacenes Printemps ya confeccionadas inventando el Prêt-à-porter con un éxito inmediato, esto le provocó su expulsión del Sindicato de la Alta Costura al incumplir sus sagrados preceptos. Pero esto catapultó su fama y su dinero y su línea lista para llevar fue todo un éxito, y base actualmente de todas las firmas de moda incluidas las de la alta costura. Experimentó la moda unisex, un adelantado al actual movimiento genderless, y formó  junto con Paco Rabanne y Courreges la trinidad de la modernidad de la era espacial de los años 60 con la moda futurista.

Sin duda fue esta su etapa más creativa y por la que se le conocería en todo el planeta, y como éste se le quedaba pequeño quiso llegar a todos los rincones del mismo a través de firmar mas  de 1900 licencias para todo tipo de artículos que llevaban su nombre estuvieran relacionados con la moda o no, desde mobiliario a objetos de escritorio, papelería, decoración, hogar… Los ingresos por estas licencias que fabricaban esos artículos a nivel mundial le hicieron ganar una fortuna pero fue cada vez más denostado dentro del mundo de la moda por su excesiva comercialización lo que hizo que progresivamente su firma de moda perdiera a día de hoy todo el valor que había tenido en su momento.

Visionario también de la globalización fue el primero de la moda en aterrizar en China a finales de los 70, vendiendo allí sus licencias a un mercado nuevo ansioso de consumir productos del lujo occidental.

En 1981 compra el mítico restaurante Maxim´s de París, lugar por donde pasaron todas las celebridades de la política, cine, espetáculo desde finales del siglo XIX, y construyó un museo en los pisos superiores y lanzó franquicias del mismo en diversos lugares del planeta, Nueva York, Ginebra, Tokio y el primer restaurante de lujo en pleno Pekín, ironizando con la coincidencia entre sus siglas y las del Partido Comunista Chino.

Imagen de Pierre Cardin saliendo de Maxim´s

Una vez más utilizó el restaurante para vender desde la vajilla a las botellas de agua

Al igual que productos como su larga lista de perfumes inspirados en el restaurante.

Hombre prolífico, trabajador, visionario, genio de la costura, empresario, apasionado y mecenas del arte y a la vez ambicioso, ególatra obsesionado con ganar más dinero con su nombre al que desprestigió con su afán mercantilista.

Pudo ser un grande de la costura y eligió ser un grande en la lista de la revista Forbes.

Pablo Merino

 

8 comentarios en «Pierre Cardin genio y dinero»

  1. Genial artículo Pablo. Documentado y con unas fotos súper acordes con lo expresado, pero sobre todo me ha chiflado el final con un envite genial a pensar que habría pasado con su nombre y fama si no hubiese sido tan grande su afán mercantilista.
    Un abrazo y gracias por tus comentarios siempre atinados.

    Responder

Responder a Laura Cancelar la respuesta